Gato por liebre II

miércoles, 2 de septiembre de 2009
Hora de seguir contando.

Cuestión que, mientras el se preguntaba si quedarse o huir, su cita se hace presente con nuevo atuendo: pantalón elastizado a prueba de roturas..
"¿Como hizo tan rápido? ¿Se cambió en el batitubo?", pensó él.

Emprendieron nuevamente su camino hacia el establecimiento de comida, llegaron, se sentaron y ordenaron.
Charla va, charla viene. A él le daba cosa que el resto de los comensales, mozos y demases pensaran que ellos eran pareja. Pero aún así siguió adelante. Así transcurrieron los minutos. "Era divertida, la gorda", nos decía.

Al llegar el momento de pagar, él, muy caballerosamente -y porque la gorda no hizo ningún amague-, se hace cargo de la cuenta.
Ella quería seguirla en algún bar, ir a tomar algo, etc. Él pensó que mejor sería llevarla a su casa -la de él- y que sea lo que Dios quiera. Entonces le pidió prestado el celular -el suyo no tenía crédito- y llamó a su amigo, con quién él vivía, para avisarle que iba para allá y acompañado.

Antes de parar el Taxi, ella es llamada por la naturaleza. "Volvamos al restaurante y vas ahí", le dijo él, pero a ella le daba vergüenza y prefería ir a su casa, que estaba cerca. Volvieron entonces para la casa de ella, él volvió a esperar abajo y, cuando ella subió, volvió a pensarlo: "¡Ésta es la mía! ¡Me rajo ya mismo!".

Y esta vez lo hizo.

Corrió en zig-zag hasta llegar a Av. del Libertador y ahí se tomo un taxi. Al llegar a la casa, se fue directo a la cama.
A la mañana siguiente, su amigo lo encara.

- ¿Con qué clase de loca anduviste ayer?".
- ¿Por qué? ¿Qué pasó?
- Llamó una mina, toda nerviosa, diciendo que no te encontraba y que estaba preocupada por vos. Pensaba que te podía haber pasado algo, que te secuestraron o que se yo... Al rato volvió a llamar, pero esta vez para putearte. "Tu amigo es un reverendo hijo de mil putas", me decía mientras le daba indicaciones a un taxista. Se ve que te estaría buscando con un taxi.
- Ah, si... lo que pasó fue esto, aquello y lo de mas allá....

Y le contó la historia entera.

A los pocos días, la gorda se le apareció en el chat y lo empezó a putear mal. "Me puteaba, me puteaba, me puteaba....... y la eliminé de mis contactos", nos contaba mientras nosotros nos descostillábamos de la risa. Pero un poco de lástima me dio la gorda. Y miedito también.

Lo que no me explico es por qué él la quiso invitar a su casa si, cuando volvió a tener la posibilidad, se tomó el buque.
¿Qué explicación le encuentran a eso?

25 comentarios:

El Compadrito dijo...

es un salame...

Café (con tostadas) dijo...

múltiple personalidad



(????)



Nada, un par de pelotudos jodiéndose la noche el uno al otro. Un bajón para el dueño del teléfono, eso sí.

Naranja Silvestre dijo...

Posta esto es verdad?

Dan pena y verguenza ajena, ambos...de sinceridad, ninguno de los dos nunca escuchó hablar?

Igualmente, si bien creo que no está bueno que uno muestre fotos que no son el fiel reflejo de la realidad, lo del pibe es tristisimo...invertir tiempo, guita, etc en una travesura de nene de primaria, habla muy mal de él, es difícil entonces encontrar una explicación coherente a su insistencia, salvo, claro, que ésta sea que dejó libre (del todo) al púber que no termina de soltar, y poco le importaba con quién saciaba sus ganas, sino sólo saciarlas...y poner una mas en la lista y que después, obvio, todos festejen su anécdota...

dæni dijo...

hmmm.... no sera el primero ni el ultimo lamentablemente

Cl dijo...

ah pero cualquiera los dos!

Malala Mala dijo...

fue una actitud un tanto cobarde... como que quería escapar y no se animaba, pero tuvo la chance y no lo dudó!

pobre el amigo que se tuvo q bancar las puteadas de la minita!

Jerry dijo...

Para los que se preguntan si la historia es verídica, les digo que no lo puedo certificar por escribano público, pero el flaco la contaba como algo que realmente le había ocurrido.
Vaya uno a saber cuánto de real y cuánto de ficción hay.

Anónimo dijo...

Re pendejo

Anónimo dijo...

...es un hombre, no sabe lo que quiere...

Natys dijo...

Se la quería presentar al amigo???

Angelus dijo...

Juazz! Que gracia! Me recuerda la historia de una amigo, que por ponerla, se la puso a una mujer que no le gustaba nada nada nada, y ella quería besarlo y el le alejaba la cara con la mano (eso dice él, y yo le creo, yo no estuve ahí)

El ser humano es un animal complejo...

reja dijo...

Jajajaja, ¿el Anónimo no será la gorda?



Las citas son un juego difícil, pero es de dos, una chica (gorda o flaca) sabe si el chico está interesado o no desde la primera mirada. Si ella no quiso darse cuenta es sólo culpa de ella ¿o no? Al menos la dejó con una muy divertida anécdota.

Anónimo dijo...

"La culpa es solo de ella", jajaja
Cuando crezcan, me avisan :P

eterno sindrome pre menstrual dijo...

ES UN BOLUDO CAGÓN

SI SALIS CON LA GORDA
Y ACEPTAS COJERTELA

COJETELAAAAA

NADA DE ECHARSE PARA ATRÁS DESPUÉS

ES DE CAGÓN

Diego - Cerdos y Cerdas - dijo...

el viejo truco de querer confundirla

MONZON dijo...

la mente del ser humano es muuuuy compleja...je

Serial Killer dijo...

Quería ponerla pero se dio cuenta que la gorda no valía un mango, que ni siquiera iba a apretar bien con eso que tenía. Hizo bien, se dio cuenta a tiempo que no servía para nada

Serial Killer dijo...

Algo más, si la gorda mintió que se la banque, ¿qué es eso de molestar a los demás? Si quería encontrar una explicación se hubiera mirado en un espejo. Lo que no entiendo es, ¿no daba para un petiso?

Joha Zuluaga dijo...

No quiero morir en el intento pero entiendo al pendejo...Seguro sufría de Bipolaridad!!

Yo tambien he salido corriendo, lo malo es que soy torpe y siempre tropiezo!

Dolores dijo...

Pobre gorda, una guachada. Tu amigo se la tendría que haber bancado. QUe se curta por salir con alquien del chat. La vida tampoco es taaan fácil.

beso,
D

Andrea dijo...

uhh que feo... la verdad estuvieron mal los dos.. ella por mentir con las fotos y el por salir huyendo cual rata por alcanatarilla...

por eso no me gustan las citas a ciegas y menos despues de chatear una vez!!!

Psicologa con problemas dijo...

el tipo es un NABO! pagar la cuenta e invitar a una mina que NO TE GUSTA NI UN POQUITO es de nabo.

Que la mina diga "ser llamada por el baño" ES LO MENOS!! cero glam!

pareja ideal uno con otro!

tucuMALA

Alice dijo...

Los dos la cagaron. Ella por pasar esas fotos que eran cualquier cosa; él, que por no querer quedar demasiado mal, la invitó a su casa, y después salió rajando.
Uno peor que el otro, la verdad.

Pepe Pompin dijo...

Increible...
Le dio asco que la mina vaya al baño...
Hay gente rara!!!!. jaajjajaj

Natalia Alabel dijo...

Explicación racional, ninguna.
Eran dos cobardes nomás.

Publicar un comentario