Encrucijada laboral

lunes, 23 de febrero de 2009
Hace casi 4 años que Joaquín trabaja en la misma empresa.
La tarea que desempeña le gusta, el ambiente laboral es de primera, la carga de trabajo es correcta, los horarios son flexibles, el viaje al trabajo es medianamente corto... Todo muy lindo. Todo, excepto una cosa: el sueldo.

El tipo de tarea que Joaquín realiza, en el mercado se paga mas de lo que él percibe en su actual. Ésto nunca preocupó mucho a Joaquín porque siempre valoró mas el resto de las variables mencionadas en el párrafo anterior. Sin embargo, hace poco mas de un año, el aspecto salarial cobró mayor importancia, y esto se debe, mayormente, a un incremento de los gastos fijos personales. Gastos que no podía ni quería eludir.

Con un argumento muy coherente, Joaquín se presentó ante su jefe para solicitarle un merecido aumento. Pero lamentablemente -para él- la respuesta fue negativa. "En este momento no estamos en condiciones de dar aumentos, pero ciertamente lo consideraremos para mas adelante", era el argumento de la empresa.
Cada dos meses, Joaquín renovaba la apuesta ante su jefe, a la par que sus gastos seguían aumentando y su sueldo ya casi no le alcanzaba. Pero la respuesta de la empresa era siempre similar. Según la misma, los aumentos no eran una posibilidad, ni para Joaquín ni para nadie.

Cuando la situación se volvió insostenible para Joaquín, hizo circular su currículum entre sus conocidos, y no pasó mucho hasta que le hicieran una oferta concreta que le cerrara económicamente. Pero aún así, él no estaba contento con el cambio, porque realmente le gustaba mucho el trabajo que tenía.
"Si tan solo me hubiesen dado ese aumento que pedía..." se lamentaba para sus adentros.

Luego de un año y pico de pelear sin éxito por su merecido reconocimiento, Joaquín se presentó ante su jefe para comunicarle su renuncia y los motivos que impulsaban su decisión. Y antes que el día laboral finalizara, el jefe lo llama para decirle que la empresa estaría dispuesta a equipararle la oferta si él reconsidera quedarse.

¿Qué harían ustedes en el lugar de Joaquín?

18 comentarios:

Café (con tostadas) dijo...

uf, depende de qué tan tentador sea su nuevo trabajo...

Supongo que si realmente los otros factores son tan buenos para él debería quedarse en la empresa en la que está. Lo que sospecho es que ya no le resultaría TAn agradable el entorno laboral y demás.

Pau dijo...

Es claro que, orgullo propio de por medio, uno tiende a ofenderse por estas cuestiones. Ser víctima de un juego donde a uno no le dan el aumento hasta que tiene una opción mejor, es una de las cosas más molestas que pueden pasar como empleado.

Sin embargo, tanto en este trabajo como en cualquier otro, las reglas de juego son esas. No conozco muchos casos en los que a un empleado se le haya otorgado un aumento sin antes solicitarlo.

Por otro lado, los empleadores juegan con la situación de "crisis" que se vive a nivel mundial, y no esperan que uno tenga la posibilidad de aceptar ofertas mejores.

Yo me quedaría, si todo lo demás me cierra. Principalmente, porque eso le va a pasar a Joaquin en todos lados.

IML dijo...

No te puedo creer!! Que mala gente, evidentemente sabian que Joaquin merecia ese aumento, pero lo presionan hasta las ultimas consecuencias.
Por orgullo, me iria, le diria que hagan con la plata lo que mas les guste. Pero si realmente el trabajo esta tan bueno, haria a un lado mi brote de furia y aceptaria, porque no es facil conseguir algo que te cierre por todos lados. (dinero, ambiente, carrera)
La situacion incita a reventar la puerta de indignacion, pero en ultima instancia, te quedas con la bronca y sin el trabajo que adoras.

Crazygirl dijo...

Yo me hubiera ido al otro trabajo. De hecho, eso mismo me paso hace 1 a~o...y me fui...Y ahora estoy feliz y tranquila.

hormiga dijo...

En su lugar, ofertaría el sueldo o un poco mas de lo que me ofrecen en el otro lugar. Si no se lo dan, tiene un laburo nuevo. Los cambios siempre son buenos, nos ayudan a darnos cuenta que la sangre nos circula y que siempre es bueno cambiar de ambiente por mas copado que haya sido el anterior. Si se lo aprueban, bueno, ademas de un aumento, se para distinto en su puesto, ahora es valorado por lo que hace. Si no se lo aprueban, empieza otro capitulo.

El Fantasma de Belgrano dijo...

Yo me quedaría, pero pediría un 20% más de lo que ofrece la otra empresa. En caso de que no acepten, me voy.

Minerva dijo...

TIPICA! te estiran la situacion hasta ultimo momento. Cuando ya se hace tangible que te van a perder, te ofrecen todo eso por lo que habias luchado (como los hombres, vio)

Naranja Silvestre dijo...

Qué obvios son los empleadores...

Las ofertas no se equiparan, se mejoran...y no hablo sólo de plata...

Por cierto, el clima laboral no es tan bueno si un empleado durante un año tiene que ir cada dos meses a solicitar un aumento y sólo lo consigue avisando su renuncia...es un laburo, no es la familia del muchacho.

Por otra parte, no es lo mismo entrar a una empresa con un mejor sueldo que recibir un aumento en la que ya estas...

Joaquin piensa ir todos los años a pedir aumento y a repetir la historia?

Que aproveche y que negocie...

(Me enoje)

Beso
P

Natys dijo...

Es feo que te manoseen asi, y el clima nose si va a ser tan bueno despues de esto.
Que pida mas.

Bienvenida de nuevo Naranja

Jerry dijo...

Es cierto. Cuando se llega este punto, es difícil que uno conserve el agrado por la empresa, sabiendo que durante mas de un año te estuvieron boludeando.
Si te quedás, aún con una oferta mejor que la de la competencia, es de alguna manera bacarse el boludeo.
Si te vas, conservás tu dignidad, pero no sabés que otras contras podés encontrar en el nuevo laburo. "Mejor malo conocido...", dicen por ahí.
Está difícil...

De los comments, hay uno en particular que me llamó la atención. Uno que termina haciendo una analogía entre el comportamiento de la empresa y el de los hombres.
¿Podría explayarse un poco mas, srta. Minerva? ;-)

Minerva dijo...

Jeery, eso nomas. Una burda analogia con humor sexista.

Carolina dijo...

Joaquín, pediles más que la otra oferta, si dicen no, chau, chau, adiós!
Así, con rima y todo.

ccccc dijo...

Si estuviera tan comoda...yo me quedo.

Daniela dijo...

Hay una cosa que es cantado, una vez que dijiste que te ibas, hacelo, sino tu vida va a ser una pesadilla.
No aceptes, porque tal vez no te lo den al aumento. Andate, cambia de aire, eso forma parte de crecer profesionalmente.

Bays dijo...

Qué lacras explotadoras! Demasiada paciencia les tuvo ya. Y coincido con quien dice que si tiene que pasar 1 año mendigando un aumento el clima laboral no debe ser tan bueno. Ya lleva mucho tiempo ahí, y con esto se pasaron. Que cambie de aire, que aproveche que tiene una salida segura.

Lin dijo...

Coincido con Cafe, me quedaría porque la oferta es mejor y hay muchas posibilidades de que en la otra empresa pase lo mismo. Pero eso si, mi lealtad como empleada está perdida, en cuanto consiga algo mejor, no lo pienso dos veces.

jUaNm dijo...

Por una cuestión de orgullo, me iría, aún en contra de mis deseos.
Es costumbre de los empresarios intentar sacarle el mayor jugo a sus empleados con sueldos bajos, para maximizar sus ganancias.
Está claro que la decisión de aumentar el sueldo no llegó espontáneamente ni tampoco por el reiterado pedido de Joaquín. La decisión llegó en una situación límite donde el empresario tomó conciencia del real valor que tenía su empleado para su negocio.

En este caso el empresario se merece que Joaquin se vaya... por garca ratón y manipulador.

He dicho

Jerry dijo...

Bueno, les cuento que fue lo que hizo Joaquin, pero antes mi opinión :
Lo que yo creo que haría en esa situación, es irme. No solo por la bronca y porque quedarme es aceptar el boludeo, sino porque, habiendo aceptado ya otra oferta, probablemente ya me habría hecho la idea y estaría conforme con el cambio.
Pero como todo... hasta que no me pase, no sabré que haría realmente.

Lo que finalmente hizo Joaquín (que no se llama Joaquín, por supuesto) hace 7 años, que fue cuando esto ocurrió, fue lo siguiente:
Se fue igual, pero no sin antes advertirle al resto de sus compañeros de trabajo acerca de lo que pasó. Les dijo que si a ellos les habían negado los aumentos, era porque los estaban boludeando tanto como a él.
Poco tiempo después comenzó el éxodo de los demas empleados. Y Joaquín trabajó felizmente durante mas de 6 años en la empresa que le hizo la oferta.

Colorín colorado...

Publicar un comentario