Interrogantes amistosas

viernes, 13 de febrero de 2009
H y M forman una pareja. Lógicamente, y después de un tiempo x, cada uno trata con los amigos del otro. Muchas veces, además, los amigos de H conocen a los amigos de M. Lo más probable es que se genere alguna relación entre las amistades de ambos y entre cada uno de ellos y algún amigo del otro. Por ejemplo, Antonia, que es aporte de M, se convierte también en amiga de H.

¿Puede H juntarse un rato a charlar y tomar algo con Antonia sin M?
¿Debería H avisar o pedir permiso o algo de eso a M para reunirse con Antonia?

Hasta ahí el tema es apenas complejo. El verdadero desafío llega después, cuando la pareja se termina. Como versaba la canción de Ella Baila Sola, ¿cómo repartimos los amigos? Supongo que no es novedad que los amigos se reparten solos. Sin embargo temo que tanto H como M deberían esforzarse por no poner a Antonia en el lugar de optar por uno u otro.

Un amigo me decía: yo no mantengo una relación con todos los amigos de todos mis amigos. Es verdad. No obstante, al menos una vez cada doce meses, Antonia festeja su cumpleaños e invita a todos. Los que se conocen y los que no, los que se reúnen y los que no y en esa fiesta H y M probablemente coincidan. Además, no sería extraño que tanto uno como otro u ambos lleguen acompañados al festejo. Entonces:

¿Cuál es la actitud que deberíamos tener?
¿Cuál es la que, de hecho, se da la mayoría de las veces?
¿Tiene que elegir Antonia a quién invita o deberían H y M comprender la situación?
¿Cómo repartimos los amigos cuando una pareja se termina?

Y sí, este tema me plantea todas estas preguntas y más.

12 comentarios:

Minerva dijo...

Es complicado.

Me surge que uno debería comprender que la amistad continúe. H y M deberían, como dos adultos, aceptar lidiar con situaciones cómo esta. No me parece justo que Antonia deba tomar partido.

Ahora, depende también, me parece, de cómo se haya dado la ruptura. Si por ejemplo hubo una traición de por medio, me parece que la cosa cambia...

Café (con tostadas) dijo...

En serio? Te parece que si hubo traición la cosa cambia?

Yo tiendo a pensar que la traición es algo de la pareja. Los amigos no pueden cargar con el peso de los errores (o desencuentros o desaciertos o lo que sea) de los integrantes de una pareja!

Minerva dijo...

Lo que pasa es hay ciertos tipos de traiciones que te hacen cambiar el concepto que tenias de una persona a un punto que te decepciona. Todos somos humanos y, por ello, falibles, hay cosas que se remiendan y uno las puede comprender. Pero cuando alguien actúa con maldad y manipulación, no me dan ganas de seguir siendo su amiga.

Pau dijo...

Es un tema muy jodido y que se sufre mucho al momento de la ruptura.
En mi caso, después de 7 años de novia con mi ex, sus amigos eran mis amigos y lo mismo con los propios. Incluso teníamos amigos que se habían vuelto parejas.
Al principio intenté mantener mi relación con sus amigos, y ellos conmigo. Pero pasó que empezaron a surgir fechas en común (casamientos, cumpleaños y demás) y a mi me hacía mierda verlo. Además, él empezó a salir con otra persona y yo no por un tiempo, con lo que era aún más jodido.
Entonces, opté por lo más sano para mi. Alejarme de aquellas personas que, en ese momento, me generaban esas situaciones.
Hoy, dos años después, mantengo una relación super copada con el mejor amigo de mi ex, sin necesidad de vernos constantemente. Y algunos de los demás quedaron en el camino...

IML dijo...

Antonia es libre de invitar a todos sus amigos, en todo caso podría tener la gentileza de contarles a H y a M que ambos estan invitados, y ellos como dos adultos decidiran que es bueno para ellos. Si hace 2 semanas que se separaron y estan de los pelos... probablemente le agradeceran la invitacion a Antonia e iran al cine con otro amigo.
Pero es cierto que puede ser un tema escabroso, casi como armar las mesas para un casamiento en una familia con demasiados roces y tironeos.

Jerry dijo...

Me resulta mas interesante lo que tiene que ver con el tratamiento de los amigos que originalmente eran de tu pareja, durante la relación.

Sería raro juntarte con la amiga de tu novia/esposa (o el amigo de tu novio/marido, si sos mina) a tomar un café sin avisarle a tu novia previamente. Siendo ellas amigas, es probable que ella le cuente en algún momento que se encontró con vos, y ahí afloraría el famoso "¿y por qué no me lo contaste?" seguido por las típicas elucubraciones.

Se me ocurre que si fuese con un amigo de tu novia, o sea alguien de tu mismo sexo, resultaría un poco mas natural. Que se yo...

hormiga dijo...

Creo que uno no es dueño de decidir sobre los demás. Si hubiera un amigo mio que me diera a elegir entre el o otro, entonces no sería mi amigo. Yo no soy un objeto y tengo sentimientos. Si uno pone personas en contacto, lo más lógico es que se relacionen.
Pero si, es complejo.
Más complejo es el festejito de san valento

Anónimo dijo...

yo no soy tu amigo. o si. o no. no quiero ponerme a hablar del nombre del vinculo... pero amigo!?!?!?! dale, cafe

Café (con tostadas) dijo...

Anónimo: pero por favor! dígame que ud es clase 97 porque, de otra forma, ese comentario es peor de lo que parece.

Quién es usted? hasta que no se haga hombre y firme con nombre y apellido no tengo nada más para decir!

Pau dijo...

Así me gusta Café! (?)

Café (con tostadas) dijo...

Ahora sí, obviando payasadas (?)

Minerva: puede ser. Sin embargo, no sé... no estoy a favor del engaño nunca pero hay cosas que son de la esfera de pareja... Digo, me he bancado que mis amigas sean infieles sin que por eso peligre la amistad, no sé, ya son demasiados parámetros! jajajajajaja

Pau, sí, puede ser que nos lleve un tiempo restaurar la relación con algunos de los amigos del otro pero todo se me complica si miro desde el rol de amiga! Es decir, hay ex de algunas amigas con los que seguí siendo amiga, sintiéndome amiga (sin engaño en su ruptura, que es discutible pero comprendo el punto de Minerva). Ahí me ha costado discusiones feas con mis amigas!!

IML: ahí vamos! es cuestión de civilidad, caramba! jajajaja (y de las mesas de casamientos ni hablemos! una sola vez y para fiesta ajena estuve en ese lugar y aaahhh!!!!)

Jerry: Bravo por quedarte con las otras preguntas! Sólo tengo para decir ésto: si no me sale naturalmente contarle a mi pareja "sí, me voy a tomar una cerveza con J" (sea J mi primo, su amigo o una compañera de laburo) algo pasa!

Hormiga: aplausos! (y ja por lo de San Valentín! jajaja)

Carolina dijo...

En mi caso, mantengo buena relación con varios ex de amigas. Buena relación, no son amigos, pero tampoco lo eran cuando estaban en pareja con ellas.
Yo me hice amiga del mejor amigo de mi actual pareja, en los momentos que estuvimos separados seguí viéndome con este nuevo amigo político. También depende de cómo sea el Antonio o Antonia en cuestión. Nuestro Antonio si nos invitaba a los dos, nos avisaba; y nunca supe nada de la vida de mi ex por su boca, ni tampoco él de la mía.

Publicar un comentario