Justicia al azar

viernes, 17 de abril de 2009
Dos amigos se encuentran en la casa de uno de ellos a tomar cerveza y jugar a la play hasta no dar mas.
Luego de varias horas de cerveza/winning eleven/cerveza, deciden liquidar las ultimas dos botellas fumando al aire libre. Se sientan en el balcón, culo en el piso, espalda apoyada contra la baranda y chocan botellas como si fuese el primer brindis de la noche.
Al terminar la última gota de cada botella, y producto de su "inhibición", deciden hacer una locura: arrojar, los dos al mismo tiempo, cual ramo de novia, las botellas hacia atrás. Osea, hacia la calle.
Lamentablemente, el destino y la mala suerte quiso que una de las dos botellas impactara directamente sobre la cabeza de un transeúnte, provocándole la muerte. Y dado que las botellas eran de diferente marca, se pudo saber quien fue el que hizo el lanzamiento desafortunado.

¿Merecen los dos la misma condena, o debería recibir una pena mayor quien fue perjudicado por el azar?

No sé que dictamina la ley argentina para este caso -si alguien lo sabe y puede iluminárnos, bienvenido sea-, pero me interesa mas saber la respuesta basada en el criterio personal de cada uno.

23 comentarios:

Pau dijo...

Bueno... creo que lo que la ley indica es que el responsable de la muerte debe pagar por ella, y el otro pagará por un delito menor. Asumo que a la hora del juicio se tendrá en cuenta la falta de dolo en el acto...

Y si, shit happens, pero uno mató a alguien y el otro no...

David dijo...

Es complicado, pero creo que librar la justicia al azar es poco serio. Diría que si los dos estaban en las mismas condiciones, igual de inconscientes, e hicieron las mismas acciones, lo correcto sería una misma condena.

No sé qué dictamina la ley. De todas formas, la ética no juzga a las conductas involuntarias o inconscientes. Lo de estos pibes sería considerado un enorme accidente.

Besos.

Minerva dijo...

hmmm, fuerte

Café (con tostadas) dijo...

uf, hoy me agarraste terminante...

si bien las condenas deberían diferentes, por las consecuencias distintas, hay un punto en que son iguales. Los dos se convirtieron en homicidas cuando decidieron tirar las botellas.

Claro, para mí, ni el alcohol ni las drogas pueden ser atenuantes. Que no elijamos muy libremente lo que hacemos una vez "evadidos" no implica que no hayamos elegido evadirnos.

hormiga dijo...

Qué espanto! qué espanto!
La negligencia puede terminar en tragedia a veces.
No sé nada de leyes, pero creo que coincido con Pau, para uno es peor que para el otro.

Jerry dijo...

Yo creo que la justicia sentenciaría una condena mayor para quien, efectivamente, mató al transeúnte con su botellazo. Pero, moralmente, considero que los dos deberían llevar la misma condena, dado que ambos obraron de igual manera y en la misma circunstancia, y cualquiera de los dos podría haber sido el involuntario homicida. O bien podrían haber matado uno cada uno, quén sabe.
Si fueses el padre/la madre de la víctima ¿te enojarías mas con uno que con el otro, o te los querrías comer vivos a ambos por igual?

Pau dijo...

Pero Jerry, ponele que vos tenés un accidente en el auto y no matás nadie, pero casi casi pisás a alguien o detrozás propiedad privada. Y un amigo tuyo, tiene un accidente en el auto pero él sí mata a alguien. Te parece que vos merecés la misma "condena" que tu amigo?

Entiendo a dónde apuntás, pero la justicia no contempla ciertas cosas. Y está bien que así sea. Seguramente el que mató a alguien en el caso del post, será juzgado de acuerdo a las circunstancias. Pero eso no significa que el otro deba ser juzgado como si fuera culpable de lo que le pasó al pobre muerto.

Pau dijo...

Y si, yo me enojaría más con el que mató a mi hijo, aunque racionalmente se entiende a donde apuntas.

Jerry dijo...

Si en un accidente mato a una persona, calculo que no debería ser condenado en la medida que yo no haya tenido responsabilidad o no haya actuado con negligencia. No es el caso que planteo.
Yo me enojaría con ambos por igual.

Gla dijo...

Mmmmmmmmmm.....mmmmmmmm.....

Si es en la Argentina...nunca los encontrarán....

Y si los encontraran, la condena sería directamente proporcional a los contactos influyentes y poder adquisitivo de cada uno...

Perdón...pero creo que es nuestra cruel realidad...

Isadora dijo...

El alcohol ya no es excusa para la ley; por ende, poco importa si la idea surgió y se ejecuto en pedo o no.
Tirar una botella hacia la calle por donde circulan personas es algo tan incoherente como violento; si tiras las botellas y se muere alguien; ambos marchen presos.
Si sos tan pelotudo como par tirar una botella y tu tristisima pelotudes mató a una persona..
te mereces la cárcel.
Asesinos de todas maneras..

Y me enojaria a los dos por igual

Ahora bien, si la botella hubiese CAIDO.. es negligencia por poner una botella en la baranda de un balcón y eso es: shit happens.

pero lo otro no; para nada.

David dijo...

(perdón, al final de mi comentario puse "besos" y sonó muy gay, no me fijé quién escribía =P así que... abrazos)

Jote dijo...

para mi los dos son culpables.. fue una botella y no la otra.. pero los dos estaban en falta.. cualquiera de las dos botellas podian impactar.. ademas una cosa.. si no hay testigos.. como se sabe quien era el q estaba tomando que marca??

saludos

El Compadrito dijo...

Ese es el punto, como se sabe quien estaba tomando de la botella que mato al transeúnte... es verdad los dos merecen ir en cana... pero cambio de situación, por ej. Una picada de autos... en donde uno choca una persona y muere... sigue siendo el único culpable?? por el solo hecho de que la persona "muerta" quizá pasaba de una vereda a la otra de un sentido y no en el otro sentido... por lo pronto yo creo que no se debería vender mas cervezas (noooooo dice el publico en masa, y yo también...)

El Fantasma de Belgrano dijo...

Contesto como si supiera algo sobre leyes (sólo por divertirme).
La acción de quien arrojó la botella que terminó impactando en la cabeza de la víctima es lo que se denomina un homicidio culposo (es decir, sin la intención de cometer el homicidio ya que no existe dolo en su acción, o sea, conocimiento + voluntad).
En cuanto al restante, no existe posibilidad legal de reprocharle a alguien una actitud culposa que no acarrea un resultado lesivo. Su actitud será muy reprochable moralmente, pero no generó ni muertos ni heridos, motivo por el que no hay un resultado que interese a la ley penal (distinto sería el caso en que ese resultado tampoco se hubiera producido pero hubo intención de cometerlo sin tener éxito en ese fin, es lo que se llama una tentativa).
Qué divertido esto de jugar al abogado!

Felipe dijo...

Vamos a cosas concretas: El que mato al tipo es acusado de homicidio culposo, lo que representa que no tuvo la intencion de cometerlo. De ser hallado culpable, debe cumpir una pena de entre 6 meses y 5 años de prision. Al otro no le pasa nada, no se le puede acusar de ningun cargo. Sobre mi opinion, es obvio que no merecen la mima pena, incluso coincido con que el otro no debe ser condenado, y si alguien tiene argumentos para decir lo contrario, gustosamente los escuchare.
Cafe, no importa que los dos hayan tirado las botellas, un homicida es tal cuando logra concretar el hecho. Con respecto a su estado, no se considera un atenuante en ningun caso, incluso puede ser agravante, por ejemplo cuando se maneja alcoholizado, en este caso su estado al momento del hecho no hace que varie su situacion procesal.

El Fantasma de Belgrano dijo...

Felipe: Disiento en eso de que merece igual reproche alguien que se encuentra alcoholizado que el que se encuentra sobrio. Lo que se está juzgando es la conducta de arrojar la botella, y esa conducta se ve disminuida en su reprochabilidad por haber esta ebrio. Jurídicamente no se puede juzgar a alguien porque debió haber previsto que se iba a emborrachar y hacer cualquier cosa, el derecho no juzga la futurología sino acciones concretas (moralmente es otra cosa, pero me limito a lo jurídico). En la acción concreta tenemos a un tipo que arroja una botella porque está disminuido en su capacidad de decisión por cuestiones etílicas. Claramente es un atenuante jurídico (más allá del rechazo que a uno le cause).

Vulgar dijo...

Creo que hay un poco de culpa en ambos, pero hay cosas que tambien se las debemos al azar; por lo que creo que ambos deberian ser procesados, pero el autor con una pena mas grave.

(no me veia venir este caso, muy buena idea !)

Protervo dijo...

tienen que resolver quien va en naca jugando a la botellita.

MR. MORONDANGA dijo...

Dados redondos torcieron la chance del que la tiro....es así...La suerte juega con cartas sin marcar...

Un abrazo!

Carolina dijo...

Para arrancar diría que son dos pelotudos los fulanos de las botellitas.
Recibirá una condena mayor, obvio, el que haya arrojado la botella que mató a la persona.
De todas formas los dos sabían, me chupa tres naranjas si había tomado alcohol, que si una botella tirada desde un balcón le da a alguien en la marula es muy probable que lo lastimes, incluso que lo mates.

No es un accidente.

Belu dijo...

Hola! es la primera vez que comento pero me encanto la idea del Blog...
Con respecto a la condena... si decimos que el que no tuvo mala suerte no le corresponde condena me parece que estariamos siendo injustos... los dos propiciaron la situacion y el desenlace fue una consecuencia de sus acciones en conjunto. Por lo tanto asi se sepa qe botella fue, los 2 tienen la misma responsabilidad.

Jamona dijo...

noo que mala leche que tuvieron...
el culpable va a ser el que le pego.

Lamentablemente, y son cosas que pasan asi porque si

Publicar un comentario