What would you do?

lunes, 13 de abril de 2009

C viajó hacia el viejo continente y conoció a A.
Vivieron en la misma casa durante 4 meses.
Se hicieron muy amigos y, en algún momento (más específicamente la última semana de C en aquel país), viajaron a Londres por el fin de semana. Estuvieron juntos. Volvieron siendo plural.
C a los 4 días de Londres, viajó a Barcelona por una semana y después emprendió la vuelta.
C estaba completamente enamorada de A.
A es 10 años mayor que C y en dos días será 11.

A a los pocos meses, viajó a África por 16 semanas.
C había vuelto a su país y había retomado sus estudios. Estaba más contenta que nunca, pero le faltaba A. Durante muchos meses al despertarse se preguntaba: ¿Qué hago acá? y luego, la cantidad de aspectos en los que se estaba desarrollando compensaban la balanza haciéndola sentir que si bien no estaba con él, había un montón de cosas que la ataban (por primera vez) a su ciudad, Buenos Aires.

No se hablaban por teléfono, se escribían mails cada tanto.
C se había acostumbrado a 'esperar' y convivió con una ansiedad casi trágica por 10 meses hasta que decidió ponerlo contra las cuerdas. El respondió como C esperaba. De una manera muy poética le dijo que todo era muy lindo, pero que no alcanzaba.

C dio vuelta la página. Se escribieron algunos mails más, simulando una amistad o una cotidianidad inexistente… hasta que dejaron de escribirse.

Hace 5 días C dormía y soñó con A. Soñó que el ‘venía a buscarla’, todo muy romántico, pero no funcionaba. En el sueño no habían diálogos, sólo había sentimientos, una profunda tristeza por los resultados. Dormida se dio cuenta que estaba soñando con él y, aunque el sueño era triste, prefería pasar por ese sentimiento horrible de que no funcionara y verlo, por lo menos un rato, en el sueño.

C se despertó y tenía un mail de A.

A decía que quería ‘ponerse al día’ con la vida de C. Quería llamarla por teléfono.

Ella le dijo que podía hacer el sábado, a las 17 (arg).

El llamó el viernes y ella no escuchó el celular, no hablaron.

El sábado lo esperó, nunca llamó. Tampoco se conectó.

Desde el primer mail, llegaron 4 más (en una semana) y hace dos meses que él no le escribía.

Y la pregunta es: ¿qué carajo quiere? Es decir, porqué llamar cuando ni siquiera hablaban por teléfono cuando los dos sabían que se querían. Porque llamar para ‘ponerse al día’. Porqué. ¿Qué tiene que hacer C?

12 comentarios:

Minerva dijo...

Oooootro histérico ?!?!?!? basta de proliferar!!!

MoCa dijo...

Que complicado!!!

hormiga dijo...

Minerva: Has visto??? Y lo peor es que parecen tan tiernitos e inofensivos...

MoCa: Por dios! Ni hablar. De no-vela realmente.

Jerry dijo...

Sencillo: Si C todavía quiere y extraña a A, tiene que responderle a sus mensajes y tratar de ver que intenciones tiene.
¿Tan complicado es? ¿O me estoy perdiendo de algo?

hormiga dijo...

Si, lo que pasa es que es seguir en un círculo que nunca termina! Entonces A vuelve, C le responde, A se acomoda y C muere de la ansiedad, otra vez.

Lucas.- dijo...

Que carajo quiere? Cojer.

Pau dijo...

A veces buscamos a las personas que queremos simplemente por cariño y por interés. Hay que ver qué le dice él en los mails, y demás. Me falta información!!!!!!

El Fantasma de Belgrano dijo...

Lo que le pasa a A se llama nostalgia (generalmente sucede en períodos de soledad, cuando está bien acompañado no extraña a nadie).
En cuanto a lo que C tiene que hacer, mi respuesta es "lo que ella quiera".

hormiga dijo...

Lucas: Viviendo con no solo agua, sino un océano de por medio, es un poco complicado... :)

Pau: Pueden ser mails con contenido emocional como eternos papiros de palabras que no dicen nada.

Phantom: Si, nostalgia. Es cierto. Puede que C también responda por nostalgia, por lo que pudo haber sido.

Protervo dijo...

tiene que mandarle un mail diciendole que no escuchó el teléfono y decirle que si se viene no se preocupe por lugar donde alojarse.

Vulgar dijo...

Que se lo pregunte cuando hablen !!

Vulgar dijo...

pd: el ya sabe lo que ella siente, ella se lo dejo en claro. Es su turno de hacer el esfuerzo.

Publicar un comentario