Tomala vos... dámela a mí...

martes, 14 de abril de 2009
La empresa para la que trabajas, está pasando por un muy mal momento. Se cayeron algunos de sus clientes mas importantes y, por tal motivo, no quedó mas remedio que deshacerse de gran parte de los empleados.
Vos sos uno de los sobrevivientes al recorte. Probablemente porque sos uno de los mas antiguos y de los que mayor empeño le puso, tanto a la tarea como al crecimiento de la empresa.
Tan cómodo y valorado te sentís en la empresa que no hay nada que te gustaría mas que verla repuntar y salir del pozo en el que ha caído. Más si tenés en cuenta que, siempre que la empresa creció, vos creciste con ella.

Por medio de un contacto tuyo, aparece la posibilidad de conseguir un cliente que permita estabilizar un poco la situación, generando algo de laburo e ingresos para la empresa. Pero así como el acercamiento de dicho cliente repercutiría en un considerable ingreso para la empresa donde trabajas, también podría representar un importante ingreso para vos si quisieras abrirte y arrancar una empresa por tu propia cuenta, proyecto que siempre estuvo entre tus objetivos laborales a futuro.

¿Qué harías en esta situación? ¿Acercarías el cliente a la empresa para ayudarla a salir del pozo? ¿O aprovecharías la situación para abrirte por tu cuenta y arrancar tu propio negocio?

17 comentarios:

MoCa dijo...

Hayy!!Que dilema!Tenés que ver y pensar las dos posibilidades.
Puede ser que si acercás al cliente a la empresa y colaborás con eso para que salga del pozo, ellos te colaboren a vos para crecer vos tmb tanto adentro de la empresa, como afuera.
Y la idea de abrirte con tu propio negocio está buena también.
Hay que meditarlo bien!!Besos.

Gla dijo...

Mmmmmmmmmmmm....hay empresas y empresas.,,,,,convengamos que la empresa nunca piensa en vos primero...no???

Isadora dijo...

Si los números, las posibilidades y el proyecto me da; yo me arriesgaria a mi propia empresa.

El MeLLi dijo...

Me corto solo.

El día que te tenga que echar, no lo dudan.

Minerva dijo...

Me parece que varios coincidimos que la empresa en cuanto le convenga o no te necesite, por más que te sientas valorado, no va a dudar en dártela por atrás. Son empresas, no personas.

Pau dijo...

Hoy oportunidades que no pueden desaprovecharse. Y la realidad es que, finalmente, son negocios. Nadie te va a crucificar porque busques tu propio crecimiento.

Y las empresas seguirán funcionando, con o sin nosotros.

Jerry dijo...

Es cierto que, la gran mayoría de las empresas, te quieren cuando les sos funcional al negocio; y cuando no, no dudan en "prescindir de tus servicios". ¡Si lo sabré!

Sin embargo, en este caso, no se trata necesariamente de hacerle un bien o no a la empresa. Creo que pasa mas por un tema de conveniencia personal.

Comenzar tu propio negocio, es un proyecto tan ambicioso como riesgoso.
Si te sale bien, puede que tu calidad de vida mejore sustancialmente. Pero si sale mal, ya sea por negligencia tuya, la del cliente o factores externos que no dependen de uno, tu vida empeora drásticamente. Mas si en ese tiempo tuviste que contratar empleados.

En épocas de vacas gordas, todos creemos que ser dueño de tu negocio no tiene comparación. Pero cuando hay recesión, si siendo empleado tu preocupación es irte de vacaciones a Brasil, a la cosa atlántica o quedarte en tu casa, siendo dueño y teniendo empleados, directamente no dormís.

Ojo, que no pienso que poner mi propia empresa es mal negocio. De hecho, es uno de mis objetivos a futuro. Pero si creo que, si bien hay mucho por ganar, también hay para perder.

Si uno no se sintiera cómodo ni valorado en la empresa donde trabaja, creo que la elección por el emprendimiento personal se cae de maduro. Pero no es el caso.
Además, la experiencia reciente te demostró que el crecimiento de la empresa significó, también, un crecimiento personal, tanto en lo económico como en lo profesional. Y, si bien no hay contratos escritos con sangre, todo indicaría que, de repuntar, el patrón se mantendría.

Y después vendría la parte moral. Si ayudar a quien me ayudó. Si, colateralmente, también estaría tirándoles un salvavidas a mis compañeros de trabajo, a esta altura ya devenidos en amigos...

Uff... el comment resultó harto mas largo que el post.

Pau dijo...

Obvio que no es algo que decidís de un día para el otro, y trae sus riesgos y complicaciones posibles. Pero ya se sabe que el que no arriesga no gana.

Creo igual que tu comentario le da otra dirección a tu post, porque lo que vos planteás en el post tiene que ver con quedarte con tu negocio o ayudar a tu empresa. En cambio, en el comentario, decís que lo que te preocupa es el tema del riesgo que implica abrirte solo.

Ponete de acuerdo con vos mismo, Jerry! :P

Jerry dijo...

En el comment planteo el riesgo que implica arrancar por mi cuenta, justamente porque hubo casi unanimidad en cuanto a que esa sería la decisión correcta.
Solo quería asegurarme que se tuviera en cuenta cual es el riesgo de tomar dicha decisión.

¿No me conocés, todavía, Pau?

IML dijo...

Coincido con la mayoria: la empresa no dudara en hacer lo que mas le convenga, aun si eso significa dejar muchas personas afuera.
Depende de la historia que te une a ella, pero en ultima instancia es un contrato y no una relacion.
En la mia han habido muchos recortes, muchisimos, y el mensaje es siempre ambiguo: te dicen que sos re valioso y por eso seguis ahi, pero ves compañeros geniales quedarse afuera. Nada tiene mucho sentido.

Daria dijo...

Hacé la personal. Sin dudas. Igual te vamos a querer.
Y es así, las empresas son eso empresas, los sentimientos son de uno no de ellas. Lección que se viene aprendiendo.

Pau dijo...

No es que no te conozca. Todo lo contrario. Me sorprendió la diferencia de enfoque de tu post y tu comentario. No es algo típico en vos, siempre tan correcto!

Lucas.- dijo...

No quiero avivar giles... pero yo iría por el camino del medio.

Jerry dijo...

Daria, no vale que opines vos. ;-)

El Compadrito dijo...

Al planteo le faltan algunos detalles que son importantes a la hora de tomar una decisión... todo el mundo quiere tener su propio negocio, pero en tiempos de vacas flacas dependiendo de cual es el negocio es riesgoso largarse solo

hormiga dijo...

creo que haría lo que más me hiciese correr la sangre por las venas. No podes hacer las cosas en paralelo hasta que tu negocio sea mas o menos rentable?

Vulgar dijo...

Depende de cuales sean mis objetivos a corto/mediano plazo. Quizas, antes de abrirme por mi cuenta, me gustaria llegar a una posicion alta en la empresa en la que estoy ahora. Esa tambien es una buena manera de conseguir clientes a futuro (y mas de uno.)

Otra vez, que buen blog !!

Publicar un comentario